Huggies Pull-Ups
Hermanos jugando
¿Qué es la enuresis?

Incontinencia nocturna y edad: Cuándo deberían los padres buscar ayuda

En los Estados Unidos, entre cinco y siete millones de niños de 6 años o más sufren de incontinencia nocturna cada año y, finalmente, acaban por superarla. Un día, el niño podrá dejar de preocuparse por permanecer seco durante la noche. Hasta entonces, mantén la calma, implementa unos pocos cambios y enfócate en no interrumpir lo más importante: su infancia.

Cuándo intervenir

Como explica el Dr. James M. Cumming, urólogo de St. Louis, Missouri: "Los niños de más de 6 años que salen a dormir a casas de sus amigos suelen querer tratamiento por razones sociales y diría que este es un buen motivo para empezar a trabajar con ellos".

Puede que no sea necesario realizar un tratamiento médico para la incontinencia nocturna después de los 6 años, pero el Dr. Cummings dice que la presión de los compañeros puede comenzar a afectar enormemente en el comportamiento de un niño. "Los seis años es la edad en la que el aspecto social parece ser determinante en la vida de un niño", comenta el Dr. Cummings.

Cómo ayudar

Los medicamentos que actualmente se recetan para la incontinencia nocturna tienen muchos efectos secundarios, por eso los urólogos y pediatras prefieren recomendar un cambio en la rutina del niño. Los expertos afirman que la forma de terapia más segura, y también la más eficaz, es modificar los hábitos para levantarse seco cada mañana.

Dean Cloward, un psicólogo infantil con consulta en Rigby, Idaho, ofrece algunas sugerencias. Los padres pueden empezar con lo básico: controlando la ingesta de líquidos después de la cena. Esta medida puede ser suficiente para algunos niños, pero incluso si parece no funcionar, es buena idea continuar con esta rutina al tiempo que se inician otros programas de tratamiento. El niño también debería ir al baño justo antes de irse a dormir.

"Se pueden diseñar otros enfoques, pero con la orientación de un psicólogo infantil", apunta Cloward. "De esta forma, se garantiza que no haya otros efectos perjudiciales de la enuresis que afecten al niño y que la ayuda sea buena, sin causar dolor". Para casos extremos, Cloward también sugiere acudir a un psicólogo infantil especializado en incontinencia nocturna.

Cuando tú y tu hijo desarrollen su rutina para no mojar la cama durante la noche, puede que sea útil usar productos absorbentes desechables, como la Ropa Interior Nocturna Goodnites®, la marca n.º 1 en protección nocturna (* categoría de calzoncitos juveniles). 

Cuando el tratamiento no funciona

Algunas familias ya cansadas de probar con enfoques menos radicales para tratar la enuresis podrían optar por probar con medicamentos. Para el Dr. Cummings: "No me gusta tratar con medicamentos a niños de menos de 6 años".

Actualmente, hay tres recomendados en el mercado.

El uso de un tipo de antidepresivo puede ser de ayuda para algo más del 50 % de los niños. Los efectos secundarios incluyen cambios de humor y pesadillas, y según el Dr. Cummings, pueden ser graves, incluido sueño no reparador e irritabilidad. "Incluso hay posibilidad de arritmias cardíacas", añade.

Un antiespasmódico vesical también es eficaz en la mitad de los niños, pero puede causar enrojecimiento facial, irritabilidad e incluso agotamiento por calor. Mientras están tomando este medicamento, los niños deben beber mucha agua en los meses de verano.

Los médicos también pueden recetar una versión sintética de la vasopresina, una hormona reguladora importante que nuestros organismos producen de forma natural. Este medicamento recicla el agua de la orina y la devuelve al torrente sanguíneo para que los niños produzcan menos orina durante la noche. Si están en tratamiento con estos medicamentos, los niños se deben vigilar muy de cerca y las dosis no deben aumentarse sin las instrucciones de un médico.

La Dra. Vera Loening-Baucke del Consultorio Pediátrico del University of Iowa Hospital advierte a los padres sobre los medicamentos. "Ninguno de estos medicamentos es eficaz en todos los pacientes", comenta. Ella aconseja a los padres probar cambios en la rutina antes de medicar a los niños.

Cuando el tratamiento no funciona

El Dr. Cummings afirma que si el tratamiento no funciona, no es indicativo de un problema grave, ya que ninguno es totalmente eficaz más de la mitad de las veces. Los síntomas preocupantes que él señala en los niños con enuresis son:

  • Incontinencia diurna
  • Aparición de los síntomas después de un largo período de normalidad
  • Infecciones urinarias

Si el niño tiene antecedentes con este tipo de problemas, el Dr. Cummings recomienda una evaluación por un urólogo, pero, según dice, la cirugía no suele ser necesaria para enuresis leves.

En los Estados Unidos, entre cinco y siete millones de niños de 6 años o más sufren este problema cada año y, finalmente, acaban por superarlo. Un día el niño se despertará seco. Hasta entonces, se trata de mantener la calma, introducir algunos cambios y estar centrado en lo más importante de la vida: tu familia.

Estos artículos no son un sustituto de la opinión médica, consulta a tu médico según sea necesario.

Contenido relacionado

¿Cómo puedo detener y curar la enuresis?

La Dra. Heather Wittenberg es psicóloga infantil y tiene cuatro hijos. Su especialidad es el desarrollo de niños pequeños. LEER MÁS

¿Cómo puedo detener y curar la enuresis?

En estos videos, nuestros expertos explican que, si bien no existe... LEER MÁS

Ver todo el contenido relacionado

recomendaciones

Cookie Settings