Huggies Pull-Ups
Hermano y hermana con tablets
Ayuda para la enuresis

"Soy demasiado grande para mojar la cama": Apoyo y esperanza para adolescentes

Mojar la cama puede ser estresante a cualquier edad. Pero ¿qué pasa si eres un joven adulto que se lo oculta a sus amigos?

Los adolescentes que mojan la cama durante la noche, que sufren una afección conocida como enuresis nocturna (incontinencia), pueden sentirse aún más avergonzados que los niños más pequeños por no mantenerse secos en la noche. Aunque muchos niños pueden dejar de preocuparse de estas situaciones antes de ser adolescentes, eso no siempre es así. De hecho, la National Kidney Foundation calcula que cerca de un 1 a un 2 % de los adolescentes de 15 años mojan la cama.

¿Qué pueden hacer los padres para ayudar a controlar la incontinencia nocturna en adolescentes?

  • Comunícate con un médico tan pronto como tu hijo adolescente te cuente sobre el problema.  Es muy probable que un adolescente con enuresis nocturna no sufra esta afección para siempre. Molly Haig, del Enuresis Resource and Information Center (ERIC), dice que “la mayoría de los adolescentes deja de mojar la cama por naturaleza, y existe un pequeño porcentaje de ellos que sigue teniendo problemas en el futuro”.
  • Sé comprensivo. Asegúrate de ser positivo e informativo cuando hables con tu hijo sobre la incontinencia nocturna adolescente y de que lo que digas lo ayude a sentirse menos avergonzado acerca de su situación. Denise Witmer, experta en padres de About.com, dice que una vez que los padres consolidan una posición que respalde a sus hijos adolescentes, pueden avanzar como equipo. “No le des tanta importancia a mojar la cama”, dice Witmer. La autoestima de tu hijo está en juego; mientras más tiempo tenga que lidiar con la vergüenza de mojar la cama durante la noche, es más probable que comience a sentirse mal consigo mismo.
  • Comparte tu experiencia de incontinencia nocturna. Es posible que los padres que mojaban la cama cuando eran niños o adolescentes se lo hereden a sus hijos. Tener a alguien que haya pasado por lo mismo durante este tiempo puede marcar una gran diferencia para muchos niños. Si compartes tu propia experiencia de incontinencia nocturna puedes quitar un gran peso de los hombros de tu hijo adolescente.
  • Enseña a tus hijos a lidiar con la incontinencia nocturna. “Muéstrale a tu hijo adolescente cómo quitar las sábanas y ponerlas en la lavadora”, sugiere la experta, Denise Witmer. Esto los ayudará a sentir que tienen más control. Demostrarles cómo pueden ayudar las prendas de ropa interior absorbentes a controlar la humedad también les da más confianza.
  • También, Witmer aconseja a los padres que se guarden el problema para sí mismos.  “Compartir este problema con otros miembros de la familia o con los amigos solo servirá para avergonzar a tu [adolescente]”, agrega. Permíteles decidir a quién contarle y a quién no.

¿Cómo se puede ayudar a un adolescente?

  • Habla con alguien. Si eres un adolescente que moja la cama, primero asegúrate de hablar con alguien sobre eso. Padres o tutores, amigos comprensivos, consejeros, tu médico; todas son buenas opciones. Puede ser difícil revelarlo, pero no eres la única persona de tu edad que experimenta la incontinencia nocturna.
  • Pide ayuda a tus padres. Muchos niños como tú que mojan la cama tienen padres que tuvieron el mismo problema cuando eran jóvenes. Es posible que tu mamá o papá también hayan experimentado incontinencia nocturna en su adolescencia. Incluso si no fue así, un padre u otro adulto de confianza estará más preocupado por ayudarte que por hacerte sentir avergonzado.
  • ¡No te lo guardes! Guardarte el problema impide que obtengas atención médica que posiblemente necesitas si la causa es tan sencilla como una infección urinaria. Además, si un médico no puede encontrar un motivo físico para tu afección, puede darte consejos sobre cómo superar la incontinencia nocturna en adolescentes.

¿Qué hay de las situaciones sociales?

  • Confía la situación a tus amigos más cercanos. El estrés de esconder la incontinencia nocturna de los pares puede hacer que sea difícil disfrutar de situaciones sociales para algunos adolescentes. Aunque hay formas de mantener la incontinencia nocturna en secreto, los asesores de ERIC sugieren que “a veces es mejor confiar en unos pocos amigos cercanos y contarles tu problema. Una vez que lo cuentes, los obstáculos, como mantenerte alejado durante la noche, simplemente desaparecen”.
  • Prueba estrategias preventivas.  Si no te sientes cómodo compartiendo tu “secreto” con tus amigos o tienes miedo de que ellos se sientan incómodos con tu afección, habla con tu médico y tus padres sobre estrategias que ayuden a evitar la incontinencia nocturna. Evita tomar bebidas con cafeína antes de acostarte y no te olvides de orinar varias veces antes de irte a dormir.
  • ¡Prueba los productos de absorción desechables para la enuresis! Para ayudarte a mantenerte seco durante la noche, prueba productos como los Calzoncitos para dormir Goodnites®. Puedes colocártelos mientras te pones el pijama y nadie se dará cuenta. Si usas un tamaño más grande, considera la opción de probar la Ropa interior Depend®.

¿Cómo puedes encontrar apoyo?

  • Para adolescentes: Con el permiso y la dirección de tus padres, conéctate a Internet para encontrar grupos de apoyo locales o en línea en los que puedas intercambiar ideas con otros niños más grandes que experimentan incontinencia nocturna.
  • Para los padres: Busca fuentes de apoyo privado apropiadas para ti. iParenting.com ofrece una variedad de artículos y paneles de discusión relacionados con la investigación de la incontinencia nocturna. Puedes obtener consejos de familias reales que están pasando por lo mismo, esto puede ayudar a tu propia familia a manejar esta condición con éxito. También puedes unirte a la red de padres Goodnites Parent to Parent Network, un grupo privado en Facebook, para recibir apoyo.

Estos artículos no son un sustituto de la opinión médica, consulta a tu médico según sea necesario.

Contenido relacionado

Guía Goodnites: habla con tu hijo sobre las rutinas nocturnas

Una rutina predecible puede ayudar a los niños con incontinencia nocturna a sentirse cómodos y relajados, especialmente cuando pueden... LEER MÁS

Guía Goodnites: habla con tu hijo sobre un reciente retroceso en cuanto a la incontinencia nocturna

Algunos niños mojan la cama todas las noches, mientras que otros solo lo hacen algunas veces al mes. Puede ser confuso para un niño cuando... LEER MÁS

Ver todo el contenido relacionado

recomendaciones